St. Etienne de Baigorry – puerto de Izpegi – collado Elorrieta – Auza – Elizondo. 30 km.

Abandonando el GR 10, se remonta el camino que sube al puerto de Izpegi, en la muga entre Alduides y Baztan. Desde Izpegi, travesía al collado de Elorrieta. Subida al Auza, vuelta al collado de Elorrieta y bajada al Baztan, pasando por Erratzu y Arizkun y hasta Elizondo.

St. Etienne de Baigorry es un bonito pueblo a la entrada del valle de Alduides. El haber pasado antes por aquí me hace sentirme como en casa, o algo parecido. Me resulta un lugar muy agradable. Me compré un pastel vasco, que me encanta, buenísimo, en la misma panadería de hace unos años pero esta vez pasé por alto la venta de queso de oveja artesano.

Saint Etienne de Baigorry

Abandonando en St. Etienne de Baigorry el GR10, dediqué este cuarto día a volver a Elizondo, para lo que tenía que cruzar la cadena de montes que separan Alduides del Baztán. Este es el valle que, desde St. Etienne de Baigorry (allí abajo pero oculto por las colinas) conduce al collado de Izpegi (o Ispeguy, según desde que lado se mire). El camino se puede apreciar abajo, en la ladera de la izquierda.

Subida al collado de Izpegi

Aunque no era GR, el sendero estaba marcado con multitud de señales correspondientes a diversos senderos locales: el rojo, el amarillo y el verdiblanco. A veces, las señales de todos ellos coincidían en un mismo punto.

Sobrecarga de señales

Desde el collado de Izpegi, una corta travesía por las laderas norte me llevó a otro collado, el de Xorilepo, también en la muga. Desde allí, se puede subir el monte Auza que, con 1304 m. es el más alto de la zona. Dado que iba bien de tiempo, decidí subir. Seguro que las vistas merecían la pena. Aquí, la cima del Auza tras una subida por el hayedo y antes del ascenso final.

El monte Auza

Me es imposible nombrar los picos desde tan lejos pero eso del fondo son los Pirineos, espléndidos y aún nevados, a comienzos de mayo. En esta ocasión, apenas me he acercado a ellos. Es curioso que ahora, al final de mi viaje, obtengo un panorama que me da más que nunca la medida de lo que he caminado.

Los Pirineos desde la cima de Auza

Las vistas eran extensas en todas direcciones aunque la luz de mediodía no era la mejor pero la atmósfera estaba limpia y me permitía ver, a la vez, los pirineos nevados, al este, y el mar azul, al noroeste. Me costó un buen rato marcharme de aquí. Un martes y todo el lugar para mí.

En la cima de Auza

Ya de vuelta al Baztan, el primer pueblo por el que pasé fue Errazu, el clásico amasijo de casas blancas enmarcadas en prados verdes. Desde pocos kms. antes, estaba caminando por asfalto (si bien por carreteras extremadamente poco concurridas) y con prácticamente todo hecho salvo la distancia que me quedaba recorrer, valle abajo, hasta Elizondo, más el cansancio acumulado, ya estaba pensando en llegar, más que en otra cosa.

Errazu

En Arizkun me vuelvo a encontrar con el GR65, camino de Santiago; otra de sus ramas, supongo que no la misma con la que fui cruzando hace un par de días. Avanzada tarde de martes, soy el único que camina por aquí ahora (además, en esta ocasión sí voy dirección Santiago)

Arizkun

Los últimos kms. se hicieron muy duros a pesar de que eran de lo más fácil. Al final, poco antes de las 7 de la tarde, allí estaba, Elizondo, 4 días después.

De vuelta a Elizondo

Series Navigation<< Día 3: St. Etienne de Baigorry