No encuentro una palabra en castellano para describir la actividad objeto de este espacio en la red. Como no encuentro una palabra, busco una expresión que sea corta y compacta y tampoco la encuentro. Después de mucho buscar, tengo esto:

Senderismo autónomo de largo recorrido

La descripción es buena pero la expresión es muy larga. Poco práctica. Busco algo más compacto.

El problema del castellano que veo en todo esto es doble: por un lado, el término más usual, “senderismo”, no me gusta en absoluto porque empieza con una asunción, a mi modo de ver, excesiva: que el caminante va a utilizar senderos. Aún aceptando que esto va a ser lo más habitual, me parece demasiado restrictivo como punto de partida.

Por otro lado, el resto de términos usuales son poco funcionales (“ir al monte” es una frase entera), pasados de moda (“excursionismo”) o poco precisos (“montañismo”)

Esta situación linguística es un reflejo de nuestro entorno y lo que hacemos en él: usamos el término “montañismo” porque casi toda la actividad que implique caminar se hace en zona montañosa: es el terreno que está menos alterado y resulta más atractivo. Hablamos de “senderismo” porque lo habitual es usar senderos. Hay tantos que es raro necesitar caminar fuera de uno.

En inglés

En ambientes angloparlantes, sí que existen palabras precisas. En parte es gracias a lo funcional que resulta el idoma inglés para construir términos. En otra parte es gracias a que en las regiones angloparlantes la realidad física es distinta a la nuestra y esco condiciona las actividades que hace la gente y la forma de hacerlas.

En Inglaterra, por ejemplo, hay pocas montañas y la mayor parte son colinas romas. en las que una ascensión es cuestión de poca monta. El territorio es muy abierto, con relieves suaves y vegetación herbosa. Es universalmente caminable, no hace ni falta que haya un sendero. Todo esto influye en que caminar por el gusto de hacerlo sea una actividad común.

En Norteamérica, es habitual que las distancias sean enormes y que haya que caminar mucho para llegar a ciertos sitios con lo que ese caminar se convierte en la actividad técnica objetivo.

En inglés, el término más genérico para el senderismo o excursionismo es “hiking”; de “hike”, caminar. Más concretamente y para el caso del largo recorrido, “backpacking”, vocablo construido con “back”, espalda, y “pack”, mochila, haciendo uso de esa facilidad que el inglés ofrece para construir palabras nuevas a partir de otras. Este es el término que a mí me interesa y que define mejor que ningún otro lo que quiero expresar pero, lamentablemente, no conozco ningún equivalente en castellano.

Fijaos que no es “trekking”, que tiene una connotación de viaje a gran escala y es una palabra de uso menos común que “hiking” o “backpacking”. En España se ha dado un curioso caso de sobreuso de la palabra, de forma que “trekking” se ha convertido casi en sinónimo de “caminar”. En inglés, es una palabra de uso relativamente escaso.

Entonces, ¿qué?

El asunto de fondo es que intento poner un nombre en castellano a una actividad que no es de práctica habitual en nuestro ámbito, con lo que ni hay una palabra adecuada ni a nadie le importa. En inglés sí las hay porque en su ámbito sí se practica y es popular esa actividad.

Conclusión

“Senderismo autónomo de largo recorrido” es preciso pero poco práctico para la conversación en el bar. Me conformo con acortarla y dejarla en “senderismo”, aún siendo consciente del lo limitado de la expresión y las connotaciones ajenas a lo que quiero representar.

Alguien me sugirió una vez “Trans-senderismo”. Podría ser. Me gusta.