Distancia: 28 m / 46 km. Acumulado: 1625 m / 2615 km

Largo ascenso en un sendero muy bien trazado y cómodo pero, sea como sea, merece la pena subir: los Trinity Alps devuelven al PCT a las grandes montañas: moles de granito, lagos, restos glaciares, crestas aéreas y prados de altura, todo eso me espera ahí arriba.

Muy bonita, esta sección. Especialmente, después de tanto terreno de “rutina” que no es que fuera feo pero, ya comentado, escaso en paisajes de los que causan impresión y con la civilización siempre acechando. Hoy, vuelvo a altitudes considerables y, sin llegar, quizá, al límite estricto del bosque, las crestas están casi despejadas y eso posibilita las vistas extensas.

Monte Shasta; esta vez, desde el oeste

Una vez alcanzada la cresta, el sendero la sigue durante prácticamente lo que queda de día; sólo la abandona para los inevitables flanqueos cuando el terreno es demasiado accidentado.

Por fin, también, dentro de los límites de un área Wilderness, que siempre es una garantía de no ingerencia humana; Castle Crags Wilderness, que no es muy grande pero lo que viene después continúa la tónica: preciosos prados de altura, innumerables lagos que los glaciares dejaron a su paso… una Alta Sierra en pequeñito.

Un día muy solitario, además; no me encuentro con nadie hasta que, a media tarde, me cruzo con un grupo que está haciendo una ruta de fin de semana; más o menos al mismo tiempo que las nubes se empiezan a juntar… ¡si no hace calor…! Son, de todas formas, nubes de tormenta que, afortunadamente, no llegarán a mayores.

Tras un largo pero estimulante día, acampo junto al precioso lago Deadfall. Esta vez, monto el tarp, por si acaso esas nubes acaban dejando algún regalo. Hace frío.

Hice la foto buena antes de montar el tarp

Series Navigation<< Día 92: Castella – Ridge after Sulphur CreekDía 94: Deadfall Lakes – Mosquito Lake Creek >>