Salir de Warner Springs por la mañana temprano supuso el final de la parte marcadamente social del PCT. El gran grupo se quedaba definitivamente detrás.

Día 6: Warner Springs – Tule Spring

Distancia: 27 m / 43 km. Acumulado: 136 m / 219 km

El área alrededor de Warner Springs era un extraña isla de verdor en medio del chaparral pero a medida que el sendero se dirige al norte, van apareciendo montañas, las estribaciones de la cordillera San Jacinto. Más o menos perceptiblemente, el PCT va ganando cotas aunque a lo largo del día aún es necesario cruzar zonas arenosas y semi-desérticas. En estas circunstacias, la lista de fuentes de agua, de la índole que sean, es la herramienta número uno para planificar la ruta de cada jornada. Tras el cuasi-día de descanso, me siento con fuerzas para otra larga etapa para llegar a Tule Spring, donde paso mi primera noche en solitario.

La vida retorna al chaparral tras los incendios

Día 7: Tule Spring – Live Oaks Spring

Distancia: 22 m / 36 km. Acumulado: 159 m / 256 km

Más semi-desierto en la primera parte del día pero, de nuevo, el ascenso progresivo hace que vayan apareciendo algunos árboles. Por fin, el PCT se adentra en el macizo San Jacinto, las primeras grandes montañas del viaje, donde aún se espera encontrar nieve y, quizá, problemas, ya que el sendero está practicamente excavado en paredes a veces casi verticales… mal sitio para resbalar.

Por primera vez, al aura de la alta montaña envuelve al PCT, que se empieza a alejar de la civilización. Bloques de granito y cada vez más árboles, hasta llegar a la cresta por la que el sendero alcanzará lo más alto de los San Jacinto. Nuevamente, vistas impagables del desierto, con la célebre Palm Springs ahí abajo, atípica ciudad en medio de la aridez extrema del desierto de Sonora (¿es aún el de Sonora? creo que sí…).

Paso esta noche junto a un espléndido manantial de aguas limpias, algo inédito hasta ahora.

Live Oaks Spring

Día 8: Live Oaks Spring – Tahquitz Valley

Distancia: 23 m / 36 km. Acumulado: 181 m / 291 km

La sección de sendero más espectacular hasta la fecha, labrado en las paredes de granito y en ascenso hacia los picos que rodean el paradisiaco valle de altura de nombre Tahquitz. El “valle” Tahquitz es una especie de llano y boscoso anfiteatro rodeado de picos, todo ello a más de 2000 metros. El PCT entra en el valle por un punto débil del anfiteatro y, a partir de ahí, entramos en otro mundo: terreno amable, orográficamente, pero completamente nevado, a causa de la mayor acumulación y la sombra del bosque. Un precioso lugar.

Por fin… into the wilderness

Por primera vez, también, hay que orientarse: no se ve el sendero y, aunque el valle no tiene mucha pérdida, flanqueado por paredes, el bosque no deja ver mucho y hay que mirar bien por dónde se va.

Técnicamente, podría haber acabado hoy esta sección, bajando a Idyllwild, pero este lugar me parece tan idílico que hubiera sido una pena no pasar una noche aquí. Acampo en un claro del bosque, junto a un arroyo y rodeado de neveros. Noche fría en un lugar privilegiado.

Día 9: Tahquitz Valley – Idyllwild

Distancia: 6 m / 9 km. Acumulado: 187 m / 301 km

Llegar a los pueblos por la mañana tras un corto paseo es algo que me gusta: el desayuno es la mejor comida del día en este país (para mi gusto, al menos) y una buena introducción a los placeres de la civilización de cara a un relajado día, casi entero de descanso, en un bonito pueblo al pie de los San Jacinto. No muchos senderistas por aquí pero los suficientes para crear un agradable ambiente.

Welcome PCT hikers…

This entry is part 3 of 118 in the series PCT Relato Completo
Series Navigation<< Sección 1: Campo – Warner SpringsSección 3: Idyllwild – Big Bear City >>