Distancia: 24 m / 38 km. Acumulado: 1827 m / 2940 km

Al final, las circunstancias me llevan a elegir esperar a que abran las oficinas postales para deshacerme de mis CDs. Esta segunda copia se va para Seattle, a acompañar al resto del material que me espera allí. Aún me queda mes y medio.

Esto implica salir tarde. Por primera vez en este viaje, tengo que probar la versión más urbana del auto-stop: a las afueras de Ashland, en la rampa de acceso a la autovía. No tardo mucho en encontrar quien me lleve.

Dirección Yreka para mí

El PCT retoma la dirección norte, acabado ya el larguísimo rodeo, a distancia, del monte Shasta, aún visible, cuando la orografía lo permite. En esta zona de Oregón, el sendero discurre por terreno de montañas modestas y relieves suaves, praderas resecas y doradas y, cómo no, bosque. Una vez más, y como en muchas otras ocasiones, estos paisajes me recuerdan mucho a los de muchas montañas del interior de la península Ibérica, salvo porque aquí hay mucho más bosque pero me resulta fácil imaginar cómo quedaría todo esto si el bosque desapareciera, como nos ha desaparecido a nosotros. Otra sutil diferencia es que aquí, en invierno, esto se llena de nieve hasta altitudes considerablemente bajas; el invierno es duro aquí pero, ahora, es verano y hace calor.

Praderas doradas al norte de Ashland

Al rato, me encuentro a más conocidos: Rolling Thunder, Tadpole, Sunny y Go-Big, que llegaron juntos a Ashland y juntos han salido, esta misma mañana. Revolotearé a su alrededor durante unos cuantos días.

El día transcurre sin más por paisajes no excesivamente estimulantes; al menos, el calor es soportable y el terreno es sencillo pero salir tarde implica, inevitablemente, no poder hacer muchos kilómetros. Llegar a Hyatt Lake es algo que doy por bueno; allí, hay un camping con un rinconcito específico para senderistas. El camping no tiene servicio alguno pero sí me puedo dar una ducha; no está mal, para hacer una reintroducción progresiva a la vida del sendero.

En la zona de senderistas, está acampado Trucker, a quien no conocía. Es un chaval jovencito pero con alguna que otra idea bastante clara y tenemos una conversación interesante sobre los pros y contras de la sanidad pública o privada. Está bien contrastar opiniones.

This entry is part 71 of 118 in the series PCT Relato Completo
Series Navigation<< Día 102: AshlandDía 104: Hyatt Lake Campground – Highway 140 >>