La tormenta pasó y no dejó bajas. A la mañana siguiente, el cielo no está tan despejado como de costumbre pero todo aparece tranquilo y espectacularmente bonito. Las montañas de Weminuche Wilderness destacan en el fondo sobre las alturas de perfiles suaves que tengo que recorrer para llegar hasta allí.

Divisoria herbosa. Weminuche Wilderness, al fondo

Una sección magnífica, caminando por la divisoria continental por terreno abierto y muy cerca del cielo, con el horizonte de los picos de Weminuche Wilderness, parte de las montañas San Juan, una de las zonas más remotas y escarpadas de las Rocosas en Colorado. Para allí voy.

Montañas grandes en el horizonte

Me reencuentro con el ramal oficial del Colorado Trail en el punto en el que se separa definitivamente del Continental Divide. El CDT continúa hacia el sur, siguiendo la divisoria, mientras el CT toma rumbo oeste. La señal está nuevecita:

Adiós, CDT

El Colorado Trail abandona las alturas para meterse en un valle profundo y estrecho, Elk Creek, que flanquea las montañas más rocosas. Por ahí hay que bajar:

Descenso hacia Elk Creek

Según bajo, me empiezo a encontrar grupos que suben. Van con mochilón, está claro que están aquí para varios días. Entonces, me acuerdo de que hoy es viernes y el lunes es Labor Day, la fiesta que da carpetazo oficioso al verano en EE.UU. y que hace un finde de tres días que tradicionalmente la gente montañera usa para ir a la montaña, como debe ser. Deduzco que vienen del acceso por carretera en Molas Pass, por donde espero pasar al día siguiente.

Mientras, disfruto del cambio de paisajes hacia relieves mucho más verticales de lo habitual. Las montañas San Juan en su zona más intrincada.

Las montañas San Juan

Vuelvo al abrigo del bosque y a los arroyos represados por los castores. Elk Creek es un valle precioso, encajonado entre grandes paredes de roca.

Elk Creek

En América, todo es grande: las montañas, las distancias, los bosques… la flor esta, también:

Todo es grande en América

El cielo se pone tan oscuro como de costumbre cada tarde pero hoy hay algo diferente: incluso desde la reclusión del valle, se percibe una inestabilidad que no es habitual. No sé formularlo mejor. De todas formas, camino feliz y confiado en medio de un escenario grandioso. Mañana llego a una carretera, nada puede salir mal.

Grenadier Range en las montañas San Juan, sur de Colorado

Antes de terminar el día, llego al punto en el que el sendero abandona el valle y empieza a ascender hacia Molas Pass. Acampo en el bosque, en una plataforma con vistas a Elk Creek. El cielo está muy oscuro y ha llovido algo por el camino así que monto la pirámide completa.

Acampar en el bosque de nuevo

En esta configuración, mis dos mini-toldos forman un refugio amplio y muy cómodo. Puedo cocinar dentro y descansar. Me siento muy a gusto en una tienda que tiene el punto simpático añadido de que la he hecho yo mismo.

Cena a cubierto

This entry is part 22 of 28 in the series Colorado Trail
Series Navigation<< Stoney PassMolas Pass (después de) >>