Salir de Salida no fue tan fácil como llegar, me llevó un buen rato de autostop bajo un sol que ya quemaba y como, además, no conviene hacer dedo con gorro puesto, me tuve que comer una buena insolación. Es lo que pasa en los pueblos grandes o, casi, ciudades pequeñas como Salida, que todo resulta más impersonal. Al final, me llevó un señor súper-amable que ni siquiera iba para allá pero varió su ruta sólo para llevarme.

El día no es excesivamente espectacular mientras el sendero atraviesa bosque en ruta a las alturas. Arriba, como de costumbre, la cosa se pone más interesante. En el cielo, también, según se van concentrando nubes.

De vuelta en las montañas

El cielo está más o menos cubierto según a qué lado se mire. Los fenómenos tormentosos suelen ser muy locales. Es muy estética la combinación de cielo azul radical con las nubes-yunque:

Nubes de desarrollo vertical

El Colorado Trail se junta de nuevo con el Continental Divide Trail, que trata de seguir lo más cerca posible de la divisoria continental; al Colorado Trail eso le da más igual pero, de nuevo, ambos senderos caminarán juntos durante lo que para mí serán varios días.

Juntos de nuevo

Como en los días anteriores, hoy tampoco habrá tormenta aunque por poco.

Luces de atardecer sobre las nubes oscuras

Series Navigation<< US 50Summit Trail >>