Hex 3: sólida, grande, simple y ligera

La Hex 3 de Golite es una tienda piramidal de 6 lados. Con el tiempo, el modelo cambió de nombre a Shangri-La 3 y luego Golite desapareció así que no os ofrezco enlaces ni a marca ni a modelo pero eso es historia. La tienda es fantástica pero tenía algunos detalles corregibles que la harían aún mejor así que me puse con ellos; son estos:

  • Faldón perimetral de redecilla
  • Nuevo suelo

Razonamiento

La Hex 3 es una tienda piramidal, de planta hexagonal; y modular; esto es, que va por módulos: por una parte, un toldo que se sostiene en un mástil central y la tensión proporcionada por un mínimo de 6 piquetas (una por vértice) y se puede montar tal cual, sin nada más; y, por otra, un suelo en bañera de forma también hexagonal que cubre la planta y se acopla al conjunto en cada una de las 6 esquinas. Constituye un sistema de acampada muy bueno, uniendo ligereza, amplitud y la solidez que le da su perfil aerodinámico.

Hex 3 en Tsagaanuur, Mongolia central

Un problema potencial es que, tal cual descrita, la Hex 3 no es a prueba de insectos, que pueden colarse a través del amplio hueco entre las dos piezas, toldo y suelo que, recuerdo, no están unidas entre sí de forma continua, sólo por unos enganches de quita y pon en los vértices.

Por otra parte, el suelo de fábrica de la Hex 3 es muy pesado: 675 gr. Utiliza un nylon grueso y una buena capa de poliuretano para la impermeabilización, todo ello habitual en tiendas clásicas pero inusual en material ultraligero; de hecho, la Hex 3 deja, en la práctica, de poderse considerar un sistema de acampada ultraligero. Golite intenta abarcar un espectro de mercado más amplio que el pequeño nicho especializado del ultraligerismo, lo que es entendible pero chafa, en cierto modo, lo que podía haber sido un conjunto con muy buenas prestaciones.

Prestaciones cuyo potencial sigue ahí. Había que hacer algo…

Planteamiento

Sobre la protección contra insectos: existe un módulo, disponible comercialmente para la Hex 3, consistente en una tienda interior de red cosida a un suelo (el mismo que se vende por separado); en dos palabras: una mosquitera de forma piramidal de las dimensiones justas para que encaje bajo el toldo. Consigue un conjunto completamente cerrado pero, a pesar de la ligereza de la red, la gran cantidad de material necesario la hace bastante pesada.

La otra opción típica para cerrar a insectos los toldos abiertos es un faldón perimetral; típicamente, de red, para permitir la ventilación.

Cada opción tiene sus pros y contras. La tienda interior es más práctica pero resta espacio y, sobre todo, resulta pesada; el sistema de acampada empieza a dejar de ser realmente ligero, perdiendo así una de sus ventajas clave. El faldón perimetral necesita mucha menos cantidad de material pero el sellado suele no ser completo; especialmente, si se pretende mantener la modularidad y se cose sólo al toldo pero no al suelo (lo que permitiría seguir usando y empaquetando cada uno por separado).

El peso es un factor importante y el compromiso necesario para hacer funcionar la opción del faldón me parece aceptable; conclusión primera: una de las mejoras de la Hex 3 consistirá en coser un faldón en el borde inferior del toldo con la longitud mínima imprescindible para que llegue al suelo y cierre el hueco entre ambos.

Para el suelo, la mejora obvia es elegir un material más ligero: el silnylon 1.3 de toda la vida. Funciona, con sus limitaciones de impermeabilidad en según qué circunstancias pero se trata, entonces, de asumir los compromisos habituales y, dicho de otra forma, hacerle funcionar.

Cuando el objetivo es aligerar; otra posibilidad, adicional, es simplificar el diseño: hacerlo más reducido en tamaño (que no cubra toda la planta de la tienda) y/o suprimir la mini-pared de la bañera. Es tentador pero me gusta el diseño del modelo original. Conclusión segunda: el compromiso final que decido tomar es hacer una copia exacta del suelo original, con el mismo tamaño e incluyendo la pequeña pared de la bañera; sólo cambiarán los materiales: tanto el textil como los cordajes y piezas de plástico para los enganches de la mini-pared. Todo será más ligero pero similarmente funcional.

Construcción

Faldón

Tan sencillo como cortar una pieza longitudinal del ancho suficiente y coserla a lo largo del perímetro del toldo de la Hex 3. Dicho perímetro es extenso, casi 9 metros, y no tengo una pieza de redecilla tan larga así que hará falta cortar varias tiras y unirlas entre sí.

La red no ofrece ninguna complicación especial para trabajar y se cose normalmente. Como de costumbre, lo más laborioso es medir y cortar, con la salvedad de que, en este caso, no es importante hacer un trabajo muy exacto.

Cortar para volver a unir: faldón en ciernes

Como es habitual, la costura se realiza sobre el dobladillo del borde del toldo, donde hay tres capas de silnylon, y la red se cose también con un dobladillo para hacer la costura más fuerte. No es una costura que vaya a tener que soportar grandes tensiones pero algún tirón seguro que se escapa alguna vez.

Es necesario proteger el borde inferior del faldón contra el desilachado. para ello, basta con hacer un dobladillo también aquí pero, en este caso, opto por otra posibilidad, bastante habitual en el material comercial, consistente en cubrir dicho borde con una cinta plana cosida encima. Resulta un pelín más pesado que un simple dobladillo pero el acabado es muy bueno y elegante.

Acabado del borde

Especificaciones: Anchura: 22.5 cm. Peso: 130 gr.

Suelo

El objetivo básico es hacer el menor número de costuras posible porque, además de dar trabajo, las costuras añaden peso y son potenciales puntos débiles, no ya tanto por la posibilidad de rotura (son costuras dobles con cuatro capas de material) como por la vía que ofrecen para la entrada de humedad: es necesario sellarlas, lo que aumenta el trabajo y, sobre todo, el peso final. Al tratarse de un suelo para un área tan grande, es imposible evitar alguna costura (el rollo de silnylon tiene entre 1.60 y 1.65 cm. de anchura) pero se puede hacer en dos mitades con lo que habrá una única costura longitudinal.

La planta es un hexágono, con lo que basta con cortar dos trapecios y unirlos por el lado largo. Al medir y cortar (como siempre, la tarea más delicada y trabajosa), hay que tener en cuenta un poco de ancho extra para poder, en el producto final, doblar los bordes hacia arriba y tener así un suelo en bañera.

Ese trapecio será la mitad del suelo final

El suelo podría extenderse sin más sobre el terreno pero no tendría tensión ni se podría levantar la mini-pared para formar la bañera. Ninguna de las dos cosas es realmente importante si se selecciona bien el emplazamiento para el campamento pero no cuesta mucho (ni en trabajo ni en peso final) añadir unos enganches y cordajes similares a los del suelo original (el que estoy copiando) en cada uno de los seis vértices para poder tensionar el suelo y formar la bañera. Basta con los típicos lazos de cinta plana cosidos, dos por vértice: uno en la base, al que se se añade una pieza de goma elástica para poder enganchar a la piqueta que sujeta el toldo en ese vértice; y otro en el borde superior de la bañera para poder “colgarla” del enganche al efecto que ya lleva el toldo y formar así la mini-pared. Al lazo de cinta plana cosido se añade una sección de cordaje y un clip de plástico, al final, para poder enganchar al toldo. En estos accesorios aprovecho también para ahorrar peso a base de elegir cordajes más finos y clips más sencillos que los del modelo original.

Enganche con elástico a la misma piqueta que sostiene el toldo

Finaliza el trabajo con una pieza de material grueso cosida en el centro geométrico porque es ahí donde irá apoyado el mástil y conviene reforzar la zona.

El mástil ejerce bastante presión en el punto de apoyo

Especificaciones: Peso: 318 gr (el suelo original pesa 675 gr.)

Uso

El faldón no es una solución perfecta: el sellado no es hermético y hay un cierto factor engorro en su uso. Normalmente, no nos preocupamos mucho de colocarlo bien si no hay muchos insectos. Si los hay, suele bastar con meter su borde inferior bajo el suelo (el de la tienda) y, como mucho, colocar algo con peso para que no se salga. A veces, si el terreno es irregular o tiene vegetación de cierta longitud y consistencia, es, como decía arriba, engorroso cerrar el hueco bien pero es cuestión de poner un poco de paciencia y voluntad. Funciona suficientemente bien.

El suelo no ha dado ningún problema, funcionando exactamente igual que su hermano comercial por bastante menos peso. En la práctica, hemos usado los enganches a las piquetas para darle tensión pero casi nunca hemos usado la opción de la bañera, que requería de un rato de enganchar clips (seis, uno por vértice) y no apreciábamos que aportara nada que no fuera prescindible, incluso cuando llovía. Una buena selección de emplazamiento fue siempre suficiente para no tener agua corriendo bajo la tienda.

Suelo nuevo para la Hex 3