Valle Vallera – Las Zreizales (11 km)

IGN 76-III. 1:25.000

El día amanece con nubes y claros, igual que ayer, aproximadamente fiel a la previsión que habíamos consultado antes de salir de casa y que, a tres días vista, aún es utilizable. Esa misma previsión anuncia más nubes y más lluvia esta tarde y todo indica que así va a ser.

Braña Vallerona

Continuando valle arriba desde la braña Vallerona, llegamos al collado de Recuélabre, que da paso a la vertiente norte. La cresta cantábrica seguirá por el monte de atrás del todo en la imagen anterior.

En el collado de Recuélabre, se nos acaban los caminos mapeados así que vamos expectantes para ver qué encontraremos en la travesía hacia el siguiente puerto, el de las Tres Lagunas. El mapa muestra una opción un tanto oscura, que da bastante vuelta y que ni siquiera tenemos mucha esperanza de que sea real o fácil de encontrar así que decidimos subir hacia la cresta monte a través aprovechando que sigue habiendo pasillos herbosos entre los arbustos.

Subiendo por la hierba hacia el collado de Recuélabre

El sendero transversal prometido por el IGN no aparece así que seguimos para arriba, esperando que la cresta tenga algún pasillo entre los arbustos. En lugar de eso, encontramos una tenue pero útil senda que aparece de la nada para llevarnos a lo largo de la empinada ladera sur de la cresta que viene a continuación. Vamos salvando los muebles, de momento.

La inesperada senda viene muy bien para recorrer esa empinada ladera

La cresta entre lo que el IGN llama Chanu de los Bueyes y Los Corros es rocosa y no habría sido un paseo ir por ahí arriba.

La bajada hacia el collado de las Tres Lagunas es campo a través y ya sin senda pero es fácil: cuesta abajo, con el objetivo a la vista y a través de arbustos no muy altos. El collado de las Tres Lagunas, en la divisoria cantábrica, es un cruce de caminos desde y hasta los dos valles que comunica y el mapa anuncia un PR, nada menos, en la dirección de la propia ARC en su camino hacia Somiedo.

Bajada hacia el collado de las Tres Lagunas.

Las Tres Lagunas que, a estas alturas, en pleno agosto, son esos tres charcos secos en la parte inferior del paso. El terreno sigue la tónica de arbusto/hierba y, en este caso, sin senda. La vegetación es fácil de negociar pero en sitios como este, sin un camino que seguir, podría ser complicado encontrar el collado en condiciones de baja visibilidad.

Uno de los valores de los caminos es hacer el papel de tus ojos cuando los ojos no pueden ver. En lo que llevamos de travesía, hemos pasado ya por algunos tramos que serían complicados en condiciones de baja visibilidad.

Bajando hacia el puerto de las Zreizales, el camino es más bien una traza herbosa entre los matorrales

Una Alta Ruta estricta debería, desde el collado de las Zreizales, volver a subir para ascender al Cornón, el monte oscuro de la parte superior derecha en la imagen anterior… pero ese cielo que en la foto sale blanco en la realidad no era blanco… era más bien gris previo a lluvia.

Para cuando llegamos al collado, las nubes han tapado el Cornón y toda la cresta. Y, ya puestas, buena parte de lo que era el mundo visible a nuestro alrededor. Se ha puesto realmente feo: frío, húmedo, desapacible, oscuro. Es tarde y, aunque aún quedan algunas horas de luz, no hay mucha luz que ver. En una majada justo bajo el collado, plantamos la pirámide a todo correr y nos metemos dentro con alivio.

La protección psicológica del cercado de piedras

Parque Natural de Somiedo, Adrados Ediciones. 1:60.000

This entry is part 3 of 10 in the series Alta Ruta Cantabrica Occidental
Series Navigation<< Día 2: Valle ValleraDía 4: Braña de Mumián >>