Bibliografía

Si hay un libro de Cicerone, ya no busco más. La guía del Pennine Way está a la altura de los elevados estándares de esta editorial: es informativa, fácil de leer, práctica, está bien organizada y es lo suficientemente recia y compacta como para que merezca la pena llevarla encima. En inglés.

Se puede llevar encima

Mapas

Los mapas de Ordnance Survey son súper-bonitos, además de excelentes, en todos los sentidos, pero es difícil decir no a una serie específica para el Pennine Way como la de Harvey Maps. La ventaja es obvia: es un paquete lo más compacto posible con el que se ahorra mucho peso y bulto. La desventaja más importante es la visión de túnel que provoca, ya que los mapas están dibujados en torno a la traza del sendero y no muestran más que una franja relativamente estrecha de territorio.

Toda la ruta en 3 mapas

En cualquier caso, la cartografía no es un aspecto crucial en esta ruta.