Éste es uno de esos pequeños detalles que tienen su importancia desde el punto de vista de la eficiencia. En realidad, es un asunto muy tonto y de sentido común pero en el que las tendencias del mercado pueden fácilmente llevarnos al lado oscuro sin que nos demos cuenta.

Aspirantes

Antecedentes

Largo recorrido en autonomía. Hace falta ponerse en esa piel para entender la importancia de lo que comento a continuación. Tampoco hace falta que se trate de un viaje de varios meses y miles de kms; en realidad, basta con unos pocos días o un fin de semana bien aprovechado con pernocta al aire libre. Es el tipo de actividad que define un estilo de mochileo y de mochila en el que el peso y el volumen tienen mucha importancia.

En este caso, vamos a hablar del volumen.

Las gafas de sol compactas

Las gafas de sol son uno de esos elementos importantes que están al borde de lo esencial, según las circunstancias del viaje. Los ojos sufren en ambientes de alta luminosidad y una exposición prolongada sin protección puede generar problemas serios a largo plazo. Yo las uso lo mínimo posible pero las llevo casi siempre.

Al mismo tiempo, las gafas de sol suelen pasar mucho tiempo en la mochila. El cuánto depende de cada persona. Hay quien las usa muy frecuentemente, por conveniencia o por gusto, aunque no sean estrictamente necesarias (algo siempre difícil de fronterizar) y hay quien habitualmente las lleva en la cabeza cuando no las está usando. Tarde o temprano, de todas formas, las gafas irán a parar a la mochila. En ese momento, agradecerás las dos características siguientes:

  • Compactas
  • Resistentes

Ambas cosas están relacionadas. Íntimamente. Un bulto compacto no sólo ocupará menos, también se protegerá mejor de las fuerzas que lo intenten romper, algo importantísimo en un elemento inherentemente frágil.

Todo está en el diseño

Toda gafa de sol seria debe cubrir los costados para evitar que el exceso de luz se cuele por ahí. La mayoría de gafas modernas implementan esto con un armazón curvo que envuelve el costado correspondiente de cada lado de la cara y una lente que sigue la misma curva. Este diseño hace que las gafas, una vez plegadas las patillas, sean un bulto manifiestamente tridimensional:

Armazón envolvente

Esta estructura ocupa mucho; un volumen, además (el que queda enmarcado por las patillas dobladas y el armazón curvo) normalmente desperdiciado, no se usa para nada más. Aparte de ocupar más de lo estrictamente necesario, es una estructura vulnerable porque tiene que soportar esfuerzos en las 3 dimensiones; esfuerzos que no está diseñada para soportar. Guardar esto en la mochila consume volumen y requiere cuidado.

Un diseño que, una vez plegado, sea bidimensional es mucho más eficaz en ambos aspectos. La protección lateral se puede implementar con elementos blandos que no sean parte de la estructura. Algo así:

Cierre lateral blando

Una vez plegadas las patillas, estas gafas quedan prácticamente planas. No son 2 dimensiones estrictas pero casi. Es un bulto que ocupa mucho menos y que también ofrece un perfil mucho más discreto que el modelo de arriba con lo que es menos vulnerable a presiones laterales. Es lo suficientemente resistente para no necesitar una funda rígida. Yo uso habitualmente una simple bolsa ziplock para protegerlas de ralladuras en la lente y de porquería.

La diferencia es más evidente poniendo ambos modelos juntos:

Las de la izquierda no se sostienen solas. No tienen mucha tercera dimensión en la que apoyarse

Las gafas con faldón lateral ofrecerán menor ángulo de visión, que hace falta compensar con más giro de cuello. Me parece un compromiso aceptable.

El otro problema que podemos encontrar con ellas es a la hora de comprarlas. La mayor parte de la oferta comercial es de gafas con armazón curvo. Te hará falta ir de tiendas en serio, bucear en los expositores y no tendrás mucho donde elegir. Habrá que tragarse el color que haya.

El sesgo del mercado hacia los modelos de armazón curvo probablemente será poco más que una cuestión de moda pero es también un indicador lateral de un problema habitual: las actividades montañeras de autonomía extendida en condiciones variables (el mochileo de largo recorrido y similares) son un nicho de mercado pequeño y comercialmente poco atractivo. Cuando se diseña el material, rara vez se tienen en cuenta las necesidades de este perfil de uso; quizá sí para elementos centrales como mochilas o tiendas de campaña pero rara vez para elementos “pequeños” como unas gafas de sol.

Si buscas gafas de sol compactas, eso sí, cuida de que las protecciones laterales sean de quita y pon si tienes intención de usar las gafas para los bares de ambiente durante los viajes.