Suelo para el TrailStar

El TrailStar es un toldo y se sirve sin suelo, de forma que cada cual utilice como suelo lo que prefiera, como parte de un sistema modular. A lo largo de los años, he usado con el TrailStar los mismos suelos que había estado utilizando con cualquier otro toldo, fuera éste plano, a dos aguas o piramidal: un suelo ex-profeso, una funda de vivac, una lámina de plástico o el poncho que llevaba para protegerme de la lluvia durante el día.

La idea funciona y, para su uso con el TrailStar, resulta muy adaptable:

  • Puedes dormir en la parte de atrás o en cualquiera de los dos lados.
  • Puedes llevar tantas piezas / superficie de suelo como esperes necesitar, según condiciones.
  • Puedes hacer que alguna de esas piezas sea una funda de vivac, una mosquitera o una tienda de paredes sólidas.

He utilizado varias de estas variantes con éxito. Comúnmente, llevo una funda de vivac o un suelo de tamaño unipersonal y, según el caso, alguna otra pieza (tela o plástico) para tener algo más de superficie útil. Con el tiempo, he ido viendo que este modelo me va muy bien cuando viajo por sitios donde el suelo (el que pisamos) es acogedor y prácticamente sirve tal cual casi siempre, salvo que, ocasionalmente, llueva o me toque acampar en algún punto muy húmedo o de vegetación incómoda.

Al mismo tiempo, he comprobado que me gusta tener un área amplia de suelo cubierto. La combinación de tal cosa con la amplitud de un toldo grande da un resultado casi palaciego. Un suelo de área amplia es especialmente útil cuando se acampa de forma recurrente en terreno que por alguna razón sea poco acogedor de por sí, tipo los páramos de Escocia o la grava del interior de Islandia.

Pero no es sólo eso, es también que, simplemente, me gusta tener un suelo grande. Así como también me gusta la simplicidad de un sistema minimalista (una funda de vivac y a tomar por saco) y el grado de conexión con el medio que ello facilita, me gusta también disponer de un espacio de control donde poder dormir, sentarme, estirarme, cambiarme de ropa o dejar cosas. Es algo tanto físico como psicológico.

El TrailStar es un caso un tanto delicado para diseñar un suelo de área completa porque es un toldo de geometría variable y su área en planta es una de las variables. Dicho de otra forma, el área en planta varía según el montaje. A la hora de diseñar un suelo que lo complemente, se podría hacer, a su vez, de area variable (pelín complejo, para lo que se gana) o ajustarlo al área más pequeña posible. Además, el TrailStar es un toldo asimétrico: tiene una parte de “alante” y una de “atrás”, en relación a su entrada, que queda abierta de forma permanente. Un suelo de área limitada y forma genérica (un rectángulo, por ejemplo) se puede colocar en varias ubicaciones bajo el toldo pero un suelo de área amplia va a tener una ubicación fija bajo el TrailStar y esto implica, necesariamente, perder parte de la flexibilidad que da la gracia a este toldo.

Diseño

Las premisas de diseño del suelo han sido las siguientes:

  • Ubicación fija.
  • Tamaño adecuado para encajar en la configuración de menor área del TrailStar, además de un mínimo espacio entre los bordes exteriores de suelo y toldo para garantizar que no lleguen salpicaduras en caso de lluvia.
  • Una zona para dormir y otra zona para “estar”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La puerta del TrailStar es un hueco abierto con lo que el espacio de protección contra salpicaduras ha de ser mucho mayor en esa zona que a lo largo del resto del perímetro. Esto tiene un efecto lateral: la amplia zona no cubierta por el suelo funciona como vestíbulo.

Vista en planta

El diseño del suelo está pensado para dormir en la parte de atrás del toldo, detrás del mástil, lado opuesto a la entrada. Delante del mástil queda otra zona cubierta.

El área de suelo que queda delante del mástil es clave en la idea: si en el suelo sólo hay espacio para dormir y el terreno que queda sin cubrir no es utilizable, operaciones como entrar y salir del saco o cambiarse de ropa requieren piruetas y mucho cuidado para no manchar o mojar las piezas sensibles. Con la zona “de estar”, tengo más opciones. Me puedo sentar allí donde el techo es más alto (bajo el vértice) y puedo estar sentado con los pies en el vestíbulo, muy útil si quiero estar sentado a cubierto pero aún no quiero quitarme el calzado. Puedo ponerme cómodo sin preocuparme de si la ropa que llevo puesta está mojada o sucia porque la zona de dormir se mantendrá limpia. Es una gran ayuda para cambiarse a ropa limpia/seca.

Bañera

La forma de bañera es algo estándar en casi cualquier suelo comercial. Yo apenas la necesito, prefiero utilizar la estrategia de elegir un buen emplazamiento para evitar inundaciones o salpicaduras pero no viene mal tener la opción de montar una bañera por si las cosas se ponen feas; es un recurso más.

Este suelo viene provisto de bañera mínima, sólo 7 cm. Hacen falta cordajes para levantarla, uno por cada una de las 5 esquinas. Se pueden sostener de los enganches que lleva el TrailStar a media altura de cada arista.

Súper-pared de 7 cm.

Una bañera de 7 cm sirve sólo para evitar desbordamiento en caso de que haya regueros de agua.

Anclaje

El suelo tiene 5 puntos de anclaje, uno en cada esquina, provistos con un lazo de cinta plana. Para anclar, se puede clavar una piqueta o llevar un cordaje hasta la piqueta que sujeta el toldo en esa misma esquina. Sería un cordaje corto en las tres esquinas de atrás pero bastante largo en las dos de alante.

Esquina anclada

Créditos

He sacado las medidas para el suelo de este producto similar de Oookworks. Podría haber tomado las medidas yo mismo y habría llegado a un resultado parecido pero me he ahorrado ese paso aprovechándome del trabajo ajeno.

Mi idea original fue comprar una versión de Oookworks pero el tiempo de espera era demasiado largo de cara a un viaje inminente así que fui por la vía del Hazlo Tú Mismo. En el futuro, si me gusta el diseño, espero aún comprar en Oookworks para conseguir una versión más ligera en un material base al que no tengo fácil acceso.