Esta discusión se enmarca, como de costumbre, en el ámbito del senderismo/montañismo de 3 estaciones en zonas de montaña de latitudes templadas, donde las temperaturas más altas irán no mucho más allá de los 30ºC y las más bajas, no demasiado más allá del punto de congelación. Caminar por un desierto puede ser otra cosa; caminar por una selva tropical es, definitivamente, otra cosa; el invierno es otra cosa e incluso esa tercera o hasta segunda estaciones son otra cosa en las altas latitudes.

Durante este texto, hablaré de las técnicas ultraligeras tal como yo las conozco en la práctica: del material y las estrategias que uso. Puntualmente, puedo mencionar otras opciones pero evito conscientemente incluir opciones que sólo conozco en teoría.

“UL” es el funcional y cariñoso apelativo, además de acrónimo, de “Ultraligero”