Viajar a pie

Caminar para viajar. El mundo a escala humana

Categoría: Hazlo Tu (Página 1 de 2)

Suelo para el TrailStar, construcción y especificaciones

Un suelo es un proyecto relativamente sencillo. Acertar con la geometría o hacer buenas costuras no son factores tan críticos como en el caso de un toldo porque un suelo no va a tener que soportar tensiones. No le va a dar mucho el viento.

Para construir un buen suelo, basta con coger las medidas y ponerte a coser.

Suelo para el TrailStar

Leer más

Suelo para el TrailStar, antecedentes y diseño

Suelo para el TrailStar

El TrailStar es un toldo y se sirve sin suelo, de forma que cada cual utilice como suelo lo que prefiera, como parte de un sistema modular. A lo largo de los años, he usado con el TrailStar los mismos suelos que había estado utilizando con cualquier otro toldo, fuera éste plano, a dos aguas o piramidal: un suelo ex-profeso, una funda de vivac, una lámina de plástico o el poncho que llevaba para protegerme de la lluvia durante el día.

La idea funciona y, para su uso con el TrailStar, resulta muy adaptable:

  • Puedes dormir en la parte de atrás o en cualquiera de los dos lados.
  • Puedes llevar tantas piezas / superficie de suelo como esperes necesitar, según condiciones.
  • Puedes hacer que alguna de esas piezas sea una funda de vivac, una mosquitera o una tienda de paredes sólidas.

He utilizado varias de estas variantes con éxito. Comúnmente, llevo una funda de vivac o un suelo de tamaño unipersonal y, según el caso, alguna otra pieza (tela o plástico) para tener algo más de superficie útil. Con el tiempo, he ido viendo que este modelo me va muy bien cuando viajo por sitios donde el suelo (el que pisamos) es acogedor y prácticamente sirve tal cual casi siempre, salvo que, ocasionalmente, llueva o me toque acampar en algún punto muy húmedo o de vegetación incómoda.

Al mismo tiempo, he comprobado que me gusta tener un área amplia de suelo cubierto. La combinación de tal cosa con la amplitud de un toldo grande da un resultado casi palaciego. Un suelo de área amplia es especialmente útil cuando se acampa de forma recurrente en terreno que por alguna razón sea poco acogedor de por sí, tipo los páramos de Escocia o la grava del interior de Islandia.

Pero no es sólo eso, es también que, simplemente, me gusta tener un suelo grande. Así como también me gusta la simplicidad de un sistema minimalista (una funda de vivac y a tomar por saco) y el grado de conexión con el medio que ello facilita, me gusta también disponer de un espacio de control donde poder dormir, sentarme, estirarme, cambiarme de ropa o dejar cosas. Es algo tanto físico como psicológico.

El TrailStar es un caso un tanto delicado para diseñar un suelo de área completa porque es un toldo de geometría variable y su área en planta es una de las variables. Dicho de otra forma, el área en planta varía según el montaje. A la hora de diseñar un suelo que lo complemente, se podría hacer, a su vez, de area variable (pelín complejo, para lo que se gana) o ajustarlo al área más pequeña posible. Además, el TrailStar es un toldo asimétrico: tiene una parte de “alante” y una de “atrás”, en relación a su entrada, que queda abierta de forma permanente. Un suelo de área limitada y forma genérica (un rectángulo, por ejemplo) se puede colocar en varias ubicaciones bajo el toldo pero un suelo de área amplia va a tener una ubicación fija bajo el TrailStar y esto implica, necesariamente, perder parte de la flexibilidad que da la gracia a este toldo.

Diseño

Las premisas de diseño del suelo han sido las siguientes:

  • Ubicación fija.
  • Tamaño adecuado para encajar en la configuración de menor área del TrailStar, además de un mínimo espacio entre los bordes exteriores de suelo y toldo para garantizar que no lleguen salpicaduras en caso de lluvia.
  • Una zona para dormir y otra zona para “estar”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La puerta del TrailStar es un hueco abierto con lo que el espacio de protección contra salpicaduras ha de ser mucho mayor en esa zona que a lo largo del resto del perímetro. Esto tiene un efecto lateral: la amplia zona no cubierta por el suelo funciona como vestíbulo.

Vista en planta

El diseño del suelo está pensado para dormir en la parte de atrás del toldo, detrás del mástil, lado opuesto a la entrada. Delante del mástil queda otra zona cubierta.

El área de suelo que queda delante del mástil es clave en la idea: si en el suelo sólo hay espacio para dormir y el terreno que queda sin cubrir no es utilizable, operaciones como entrar y salir del saco o cambiarse de ropa requieren piruetas y mucho cuidado para no manchar o mojar las piezas sensibles. Con la zona “de estar”, tengo más opciones. Me puedo sentar allí donde el techo es más alto (bajo el vértice) y puedo estar sentado con los pies en el vestíbulo, muy útil si quiero estar sentado a cubierto pero aún no quiero quitarme el calzado. Puedo ponerme cómodo sin preocuparme de si la ropa que llevo puesta está mojada o sucia porque la zona de dormir se mantendrá limpia. Es una gran ayuda para cambiarse a ropa limpia/seca.

Bañera

La forma de bañera es algo estándar en casi cualquier suelo comercial. Yo apenas la necesito, prefiero utilizar la estrategia de elegir un buen emplazamiento para evitar inundaciones o salpicaduras pero no viene mal tener la opción de montar una bañera por si las cosas se ponen feas; es un recurso más.

Este suelo viene provisto de bañera mínima, sólo 7 cm. Hacen falta cordajes para levantarla, uno por cada una de las 5 esquinas. Se pueden sostener de los enganches que lleva el TrailStar a media altura de cada arista.

Súper-pared de 7 cm.

Una bañera de 7 cm sirve sólo para evitar desbordamiento en caso de que haya regueros de agua.

Anclaje

El suelo tiene 5 puntos de anclaje, uno en cada esquina, provistos con un lazo de cinta plana. Para anclar, se puede clavar una piqueta o llevar un cordaje hasta la piqueta que sujeta el toldo en esa misma esquina. Sería un cordaje corto en las tres esquinas de atrás pero bastante largo en las dos de alante.

Esquina anclada

Créditos

He sacado las medidas para el suelo de este producto similar de Oookworks. Podría haber tomado las medidas yo mismo y habría llegado a un resultado parecido pero me he ahorrado ese paso aprovechándome del trabajo ajeno.

Mi idea original fue comprar una versión de Oookworks pero el tiempo de espera era demasiado largo de cara a un viaje inminente así que fui por la vía del Hazlo Tú Mismo. En el futuro, si me gusta el diseño, espero aún comprar en Oookworks para conseguir una versión más ligera en un material base al que no tengo fácil acceso.

La máquina de coser y el placer del Hazlo Tú Mismo/a

Esto es un breve comentario sobre el gran poder de algunas pequeñas cosas. Puede ser con la máquina o a mano; funciona igual.

Pantalones viejos

Aquí encima, mis viejos pantalones “de montaña”. Son viejos de verdad, y se nota; si no en la foto, os aseguro que, en directo, se nota: están decrépitos. A pesar de todo, los sigo usando: son simples, cómodos y funcionales.

Leer más

Modificaciones Hex 3

Hex 3: sólida, grande, simple y ligera

La Hex 3 de Golite es una tienda piramidal de 6 lados. Con el tiempo, el modelo cambió de nombre a Shangri-La 3 y luego Golite desapareció así que no os ofrezco enlaces ni a marca ni a modelo pero eso es historia. La tienda es fantástica pero tenía algunos detalles corregibles que la harían aún mejor así que me puse con ellos; son estos:

Leer más

Falda impermeable

la Minifalda Impermeable fue un experimento de éxito discutible: funcionó muy bien algunas veces; ni se me ocurrió intentar ponérmela en otras. Todo dependía mucho de las condiciones presentes: con frío, viento (y, por supuesto, lluvia) y en lugares expuestos, no era la mejor de las ideas.

Leer más

Manoplas impermeables

Manoplas impermeables

El binomio lluvia-frío es fuente habitual de problemas en las manos y causa de una frecuente disyuntiva: ¿me aguanto y dejo que las manos se me congelen o las protejo? Lo primero puede llegar a ser bastante desagradable; lo segundo, suele ser pan para ahora y… hambre después, cuando la protección se moja y deja de proteger como antes, con lo que volvemos al punto de partida pero con un par de guantes mojados.

Solución obvia: guantes impermeables, ¿no? Ojalá fuera tan obvio…

Leer más

Poncho multifunción

Mi nuevo traje de fantasma

La idea del poncho-tarp siempre me ha parecido atractiva. No descubro nada: el poncho-tarp viene a ser el epítome por excelencia de la multifunción y vía casi obligada para dar el salto de lo ligero a lo ultraligero. Es difícil traspasar esa frontera no escrita que marcan las 5 libras (aproximadamente, 2.5 kg) de peso base (que, oficiosamente, se considera el límite superior de lo que se suele considerar ultraligero) sin combinar en una sola pieza el sistema de acampada y la ropa para la lluvia pero… no es tan inmediato. La teoría es simple y, desde el sofá, aplastante pero ¿y en campo?

Leer más

Sandalias ultraligeras

Sandalias ultraligeras

El típico uso de las sandalias como calzado reserva suele ser doble: descansar los pies al final de la jornada y para evitar mojar el calzado principal en los vadeos de ríos, mares u océanos. Cuando el calzado principal no es una pesada bota sino una liviana zapatilla, no suele ser necesario otro par para dar descanso a los pies ya que la propia zapatilla sirve para eso; suele bastar con aflojar un poco los cordones.

Leer más

Red contra insectos

Dormir bajo un toldo abierto al mundo tiene sus ventajas, tanto objetivas como subjetivas, pero también alguna pega evidente: los bichos nos pueden rondar.

Piramirred

Leer más

Suelo en bañera, versión 2

Más reducido en planta y con paredes más bajas y de perfil trapezoidal; por lo demás, idéntico al anterior.

Especificaciones:

  • Dimensiones: 210 x 75 x 7 cm.
  • Peso: 93 gr. (sin cordajes), 112 gr. (con cordajes)

Leer más

Página 1 de 2

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén & Contenido por Iñaki Diaz de Etura salvo mención específica