Viajar a pie

Caminar para viajar. El mundo a escala humana

Categoría: Material (Página 1 de 3)

Conclusiones

La ortodoxia nos dirige a las tiendas de doble pared con diseño en cúpula. Es, con mucho, lo más popular y habitual. No es una mala opción: contando con que el diseño sea bueno, ofrecen aceptable espacio interior en relación a su peso, buena protección ante la lluvia y excelente estabilidad ante el viento, es un diseño muy sólido en el que las dos varillas de rigor se soportan mútuamente y trabajan juntas para formar un conjunto sólido.

Leer más

Materias Primas

Necesitamos algo que nos proteja de viento y lluvia. Cualquier material impermeable al viento lo va a ser también al agua; al revés, no necesariamente pero, para el caso, podemos asumir ambas características como sinónimas. Necesitaremos que sea resistente, tanto a la tracción como a la abrasión, duradero, ligero y plegable.

Leer más

Paredes

Pared única

Los diseños en pared única son, obviamente, más ligeros. Si, además, optamos por materiales ligeros y prescindimos de armazón, nuestro refugio queda convertido en una simple lona de peso ridículo pero, aún sin acudir a estos extremos, la pared única va a significar, sean cuales sean el resto de opciones de diseño, un producto final más liviano que su correspondiente en doble pared. Esa es su ventaja fundamental. Adicionalmente, resultan más sencillos de montar y desmontar.

Leer más

Geometría

Voy a utilizar dos criterios básicos y una consideración adicional para clasificar las geometrías de refugios portables. Soy consciente de la generalización que esto supone pero cubren con amplitud la gama de sistemas de acampada objeto de esta discusión. El primer criterio será la presencia o no de estructura rígida o armazón; el segundo, la utilización de pared doble o sencilla. Y, en todo caso, con o sin suelo.

Leer más

Estructura

Un sistema de acampada puede tener una estructura fija o no. En este apartado, es importante reivindicar el papel de los sistemas sin estructura fija por su gran potencial y porque son menos conocidos que las tiendas clásicas de estructura fija.

Leer más

Perspectiva

Hablo de “sistema de acampada” donde habitualmente se dice “tienda” (de campaña). Esta diferencia no es casual ni gratuita. Manejo el concepto amplio del sistema de acampada como el arreglo que nos permite pernoctar al abrigo de los elementos. Esto puede ser una tienda pero no necesariamente.

Leer más

Uso y cuidado

Sea del tipo que sea, tanto en lo que respecta a diseño como a materiales, es conveniente seguir este pequeño decálogo:

Leer más

Compra

El mercado de los sacos de dormir padece de la típica doble inercia: por un lado, lo que los fabricantes están dispuestos a fabricar; por otro, lo que los distribuidores están dispuestos a distribuir. Todo ello, alimentado por la escasez de demanda especializada y la abundancia, por el contrario, del “me trago lo que me den”, en la creencia de que si eso es lo que fabricantes y distribuidores eligen, será lo bueno.

Leer más

Accesorios

El saco sábana

Continuando con la analogía de la ropa de cama, el saco sábana cumple las mismas funciones que las sábanas que usamos en casa: proteger la capa aislante de la suciedad y proporcionar un poco de aislamiento adicional.

Leer más

Parte textil

Si bien el relleno aislante es el corazón operativo de un saco de dormir, no podemos obviar la importancia del material textil utilizado para emparedar el aislamiento. Este material conforma el saco y aloja y protege las fibras aislantes. Algunas de las prestaciones necesarias son muy obvias, otras no tanto.

Leer más

Página 1 de 3

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén & Contenido por Iñaki Diaz de Etura salvo mención específica