Viajar a pie

Caminar para viajar. El mundo a escala humana

Categoría: Material (Página 2 de 3)

Pluma y Sintético

Cabría más hablar de “Natural y Sintético”, por contrastar peras con peras (orígenes) o de “Pluma y Poliéster” (materiales) pero no es práctico evitar la terminología establecida.

Leer más

Diseño

El diseño de un saco es un factor importante que condiciona el funcionamiento y prestaciones. Es, además, un aspecto muy poco cuidado por parte de los consumidores que, habitualmente, dejan el trabajo a los fabricantes. No es descabellado, el fabricante sabe mucho de sacos, para eso es fabricante; pero hay aspectos y decisiones que conciernen al usuario y es conveniente tener en cuenta.

Leer más

Categorización

Este es un tema complejo: ¿cómo expresar las prestaciones de un saco? Hay muchas formas pero, ¿cómo hacerlo de la más objetiva e inequívoca posible?

Leer más

Los flujos de calor

Para un uso óptimo del saco de dormir, conviene tener presentes los entresijos de su funcionamiento, lo cual implica conocer algo sobre la dinámica de los flujos de calor: cómo se producen y cómo influyen en el funcionamiento del saco.

Leer más

Conceptos básicos

En contra de lo que pueda parecer, las mantas, edredones o sacos, lo mismo que la ropa de abrigo, no calientan. Lo que sí hacen es atrapar aire y mantenerlo ahí, quieto y estable. Es nuestro propio calor corporal el que calienta ese aire. Como consecuencia, tenemos a nuestro alrededor una capa de aire caliente que es lo que nos mantiene a una temperatura agradable. Es por esto que una misma prenda no “calienta” igual a dos personas diferentes o incluso a una misma persona en circunstancias diferentes.

Leer más

Conclusiones y Referencias

No hay un combustible idóneo. Depende de las circunstancias de cada salida, del lugar recorrido, plan particular, número de personas, tiempo atmosférico previsto, duración, posibilidades de reaprovisionamiento, si es este necesario… y muchas variables más que sería muy largo enumerar pero que están, implícita o explícitamente, citadas a lo largo de la serie.

Leer más

Madera

La madera es el combustible natural por excelencia. Prácticamente olvidado en Europa a causa de los pocos bosques que quedan y de la gran sensibilización social contra el fuego en el bosque, con cierta razón. En América, por ejemplo (y, sin duda, muchos otros sitios del mundo), donde la situación es diferente, a ese respecto, no es descabellado e incluso puede ser habitual y normal utilizar madera como combustible, sea para montar un fuego de campamento en el que reunirse y charlar, sea para calentarse o incluso secar material mojado en situaciones menos lúdicas y más serias.

Leer más

Combustibles sólidos

A medida que desciendo en la lista, desciende también mi conocimiento por el producto y, supongo, mi interés por él. En el apartado de combustibles sólidos me refiero a estos bloques de material combustible a los que basta dar fuego para que ardan. La presentación habitual, en los usados para aire libre, es en pastillas.

Leer más

Alcohol

A diferencia de los hidrocarburos, el alcohol no se obtiene por extracción sino por destilación. Puede ser, por tanto, considerado como una energía más limpia y de carácter renovable.

Leer más

Hidrocarburos líquidos

Son hidrocarburos parecidos a los del apartado de combustibles gaseosos pero con la diferencia de que, a presión y temperatura ambiente, son líquidos. Tienen moléculas más pesadas.

Leer más

Página 2 de 3

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén & Contenido por Iñaki Diaz de Etura salvo mención específica