Resumen de los momentos y circunstancias clave de mi viaje en el IAT/SIA en Terranova:

Viajar a pie en Terranova

  • Adaptabilidad y foco en el viaje

Este fue el enfoque cuando mi equipaje resultó extraviado en el vuelo de ida. Esperé durante 3 días. Tenía claro que lo más importante era el viaje y me concentré en salvarlo, lo que implicó dejar de esperar y salir ahí fuera a comprar un kit nuevo completo, con las limitaciones de hacerlo en una pequeña ciudad de la costa oeste. Reproducir el trabajo de meses en unas pocas horas.

  • El material es sólo una herramienta

Salir ahí fuera otra vez, ya por fin para caminar, con un equipo de gama baja que utilizaba por primera vez y sentirme a gusto con todo ello. Cuando el propio viaje está en peligro, no tienes nada que perder y el resto (el material, el color del esmalte de uñas…) , directamente, no importa. Cualquier cosa vale.

  • Estar totalmente solo en el camino

Sólo me encontré con gente caminante durante los dos últimos días de viaje, en la levemente popular Long Range Traverse. He pasado un total de 5 días sin ver a ningún otro ser humano, algo que nunca me había pasado.

  • Sin senderos

La mayor parte de la ruta ha sido campo a través. Sólo he caminado por senderos en tramos cortos de acceso y por asfalto/grava para enlazar secciones.

  • Navegación sin papel

Los mapas en papel que pude conseguir in situ no tenían el detalle suficiente para navegar sobre el terreno. Tuve que promocionar el smartphone a dispositivo titular.

  • Fauna

Los alces están por todos lados, me les encontraba casi a diario. Una manada de caribús se acercó para ver quién era yo antes de decidir que mejor se retiraban discretamente. Es maravilloso compartir tiempo y espacio con animales así de magníficos.

Caribús

  • Conexión conmigo mismo

Caminar campo a través, por terreno irregular, sin mucha esperanza de que pasara nadie más y sin mi baliza, que estaba en mi equipaje extraviado, requirió un alto grado de atención a lo que estaba haciendo en todo momento. Conexión con el momento y con el yo.

Mira bien dónde pisas

  • Naturaleza de verdad

En Terranova, la mayor parte del territorio está realmente inalterado por el ser humano. Nunca lo ha sido y así sigue.

  • Peso pesado

Tienda de casi 3 kg, saco de dormir de más de 1 kg… las circunstancias me obligaron a caminar con un equipo tradicional, llevándome atrás en el tiempo casi 20 años. Aún tengo que ponerme a pesar cada elemento para valorar mi hazaña.

Esta es la pinta de una mochila pesada

  • El estado de ánimo lo es todo

Como si no lo supiera ya pero es confortante comprobarlo y encontré una buena prueba en la vegetación impenetrable de Terranova: lo pasé mal cuando fui con prisa y resultó sorprendentemente sencillo cuando me lo tomé con calma. Puedes elegir: frustrarte por el avance lento o simplemente avanzar lento.

Por ahí

  • Físicamente próxima, emocionalmente lejana

Terranova es la región de Norteamérica más cercana a Europa y sin embargo se percibe como mucho más lejana de lo que realmente está. La propia gente local lo siente así.

  • Hospitalidad terranovense

Siempre me he encontrado gente maravillosa allá donde he ido pero la gente de Terranova lleva esto un paso más allá. Lo hacen de manera natural, es su forma de estar en el mundo.

  • Caminar por terreno geológicamente único

Amplias zonas de las Lewis Hills, Blow-me-Down, North Arm y Tablelands están hechas de roca salida directamente del manto terrestre. Es como caminar por Marte.

Caminar por Marte

  • 20 km/día es el nuevo ritmo maratón

Con un nivel equivalente de esfuerzo, estoy acostumbrado a caminar más de 40 km/día. En Terranova, 2 km/h era la media habitual y en zonas de mucha vegetación bajaba a uno solo. Ninguna serie de juramentos parecía ayudar.