Pasado el susto inicial, ya me siento parte del paisaje. Ya sé que puedo hacerlo; ahora, el reto es disfrutar y sentirme cómodo por el camino, como un reno más. La región Troms Border acapara las fotos más bonitas que he visto de toda la ruta… ¿será todo así o es que mandaron un buen fotógrafo?

Nordkalottleden en Troms Border