Nuevos retoños y antiguos troncos quemados conviven en la orilla este.